Villa Alemana Vive

Publicado por Estudios Biblicos | | Posted On viernes, 19 de julio de 2013 at 7/19/2013 12:43:00 a. m.

Te invitamos a leer nuevos estudios biblicos que seran de bendición para tu vida, en nuestro facebook:

https://www.facebook.com/villaalemana.vive

Agreganos y suscribete!

Bendiciones.

 



Publicado por Estudios Biblicos | | Posted On domingo, 31 de marzo de 2013 at 3/31/2013 01:37:00 a. m.


Te Invitamos a nuestra iglesia ubicada en: Paradero 8, Huanhuali, Calle Ramírez #152, Club Sede Sociedad Benjamín Duque Duque Los Portuarios, (En la entrada de Huanhuali) Villa Alemana. Nos juntamos todos los domingos a las 11:00 Horas, te esperamos!!

***MINISTERIO APOSTOLICA CRISTIANO VILLA ALEMNA VIVE***

Donde cada dia es sobrenatural... 

 

Predicación Vídeo "Sanidad Interior"

Publicado por Estudios Biblicos | | Posted On viernes, 30 de noviembre de 2012 at 11/30/2012 04:40:00 p. m.


Les dejamos esta predicación de Sanidad Interior de Pastora Angélica Serrano, Bendiciones.

Llamados a Reinar

Publicado por Estudios Biblicos | | Posted On miércoles, 8 de febrero de 2012 at 2/08/2012 05:55:00 p. m.

Usted está destinado a reinar en Cristo, fue llamado para establecer su vida en un nuevo nivel.

Lo que estamos aprendiendo al ir recibiendo la Palabra de Dios es para establecer una mentalidad de rey, en la que vamos viendo que en Dios tenemos la provisión suficiente para reinar en la vida.  Este es un proceso que se va desarrollando en nosotros para poder ver las cosas como Dios las ve, así tendremos una visión correcta de nuestras vidas y del propósito que Dios tiene para con nosotros. ¡Su vida no será sólo un lugar donde desborden las bendiciones sino que dondequiera que se mueva causará una inundación de bendiciones!

Tiene que establecer un estilo de vida para ir reinando con Él en todas las áreas. No sólo es  importante que tenga un momento devocional con Dios sino también de renovación de la mente. Todos los días tiene que derribar pensamientos que no tienen que ver con la mente de Dios.  Puede tener pensamientos tentadores pero al fluir la Palabra tiene que echarlos fuera, y darle lugar a pensamientos de poder, dominio y autoridad. ¿O prefiere confesar que es flojo y que siempre le pasa lo mismo? Se va a dar cuenta que no tiene por qué perder frente a las tentaciones cuando tiene la garantía de la victoria completa a su favor. ¡Cristo lo ha redimido de la maldición y le ha dado una nueva vida en Él, la vida de Dios!  Esa es la vida del cielo para disfrutar en esta tierra como un embajador del reino. Usted ya tiene que saber que está preparado por el Señor para eso. No tiene que permitir que lo coloquen en una posición de perdedor.  La influencia del mundo en sus pensamientos es para que usted sea alguien que se conforme a vivir una vida mediocre y que no reine en esta tierra. 


Usted sabe que es un hijo de Dios y que tiene el Espíritu Santo. Como un rey, está representado a Dios delante de la gente y la manera en que lo demuestra es triunfando sobre la adversidad, las fuerzas del mal y recuperando lo que el enemigo le robó.  No lo demuestra escondiéndose y pasando desapercibido.  En todas las áreas de su vida vivirá cosas que nunca ha vivido. Se va a dar cuenta que va a correr bendición de alto nivel a través de su vida. 


Declare: ¡No voy a permitir que el mundo y su sistema me metan en un molde! ¡Los años que vienen son los más gloriosos!


No puede permitir que ni las ideas ni las sugerencias lo metan en un molde.  ¡Usted está lleno de poder!  Hemos entrado al reino y todos tenemos la misma oportunidad de alcanzar una vida bendita y gloriosa.  Lo viejo ya pasó.  Tiene que entender esto porque lo que ocurre cuando las personas no renuevan el entendimiento es que siguen pensando de una manera como que no fueran hijos de Dios.  Piensan que Dios va a venir con una escoba y va a barrer todo lo malo que hay en sus mentes, pero sólo ocurrirá si usted renueva su mente.  Con la Palabra de Dios tiene que echar fuera pensamientos de temor, duda y desconfianza. Hay que echar fuera esos pensamientos y sólo lo puede hacer con el poder de la Palabra,  todo está a nuestra disposición para hacerlo. 

Usted está conectado a la fuente de la provisión, de la vida y de la sabiduría.  Dios ha colocado dentro de usted un tesoro extraordinario. Tiene que renovar la mente. Debemos renovarla porque si pensamos como Cristo piensa, vamos a ir en triunfo.  Tenemos que ir alcanzando ese nivel de pensamiento aplicando la Palabra de Dios.  Usted está lleno de la presencia de Dios.  Usted es un hijo de Dios, un rey dentro el reino de Dios, y tiene dependencia absoluta y completa del Rey de reyes.  Tenemos que movernos con todo lo que Dios ha provisto, así que donde vaya no le tenga miedo a nada.  Algunos tienen miedo a circunstancias, pero usted es uno con el Señor y el Señor es uno con usted.  No deje que el temor le controle la mente.  Tenga pensamientos de fe y enfóquese en las promesas que Él le ha hecho a cada uno de sus hijos.  Ha llegado la hora de reinar en cada área de su vida.  Declare por fe que va a recuperar lo que el enemigo le robó y que volverá siete veces más.  Tiene que saber que donde se mueva está representando al Señor, feliz y alegremente. Cuando sienta que todos tienen miedo en algún lugar, usted tiene que reflejar fe. Tiene que prepararse para ser un buen administrador de la gran provisión de finanzas que hay para su vida en el próximo tiempo. 


 “Pues si por la trasgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia.” Romanos 5:17

Yo tengo la abundancia de la gracia y el don de la justicia.  La muerte reinó sobre el ser humano hasta que Cristo apareció.  Ahora hay muchos más que reinarán en vida.  Dios nos ha llamado a una vida de realeza.


Usted tiene todo para vivir una vida gloriosa.  No deje que la religión lo meta en un molde y sólo dice: “Estoy tranquilo porque voy a vivir y luego ir al cielo.”  Porque usted es el encargado de traer los cielos a la tierra.  En usted hay algo celestial y glorioso que va más allá de lo que desarrolla sobre la tierra.  Usted tiene eternidad adentro.  Tiene una mentalidad de eternidad, pero también una mentalidad de  reinar en vida. Con Dios y la Palabra reinaremos y disfrutaremos la herencia en Cristo.  Se va a levantar con gozo y así va a funcionar.  Usted va a ser un reflejo de la gloria de Dios.  Usted tiene gozo porque ve la gloria de Dios.  Al diablo le crujirán los dientes porque nadie podrá amargarlo nunca.  Yo estoy conectado a la fuente del gozo, del amor y de la paz sobrenatural. 

Confiese: Me ha llamado a vivir la vida de Él.  Me ha dado vida en abundancia, esa vida me llena del poder del cielo, es una vida digna de un rey en Cristo Jesús.

¡Estamos reinando en vida!  Usted pertenece a la familia real, así que puede caminar confiando que por ser parte de esa familia, tiene el amor y la compasión de Dios.  No sólo puede manifestar poder sobre las fuerzas de las tinieblas y de todo lo que es enemigo de Dios, sino que puede manifestar el amor de Dios en forma incondicional.  Todo eso se puede manifestar en su vida y lo podrá empezar a canalizar.  Cuando el Padre lo ve, lo ve como un hijo que tiene todo el potencial para reflejar la gloria de Dios.  El deseo de Dios es que Cristo glorificado se revele en toda su vida. 

Declare: ¡Estoy bajo la cobertura y la conexión del Dios todopoderoso y voy a vivir a la manera de un hijo de Dios! ¡No comeré las migajas, no me conformaré!

Si atravesamos necesidad, debemos atravesarla con gozo y confianza de que veremos la gloria de Dios y no como un estilo de vida.  Su estilo de vida no es Egipto ni el desierto.  Tiene que reinar en su vida en el área financiera para no vivir en esta tierra con las sobras.  No viva dependiente de los demás y manipulando a la gente para que lo ayude.  Usted está sentado a la mesa del Rey, ya salió del mundo de las tinieblas y no tiene que vivir de las sobras de nadie.  Tiene que tener una actitud de generosidad, pero los demás tampoco tienen que vivir de las sobras de usted sino que los tiene que ayudar para que se levanten a vivir una vida digna.  ¡Todos debemos vivir en libertad!  Usted tampoco tiene que manipular a la gente con las cosas que tiene, sino que los debe ayudar a vivir en libertad.  Dios le ha dado un espíritu de generosidad. 


Declare: Estoy bajo la autoridad del Dios todopoderoso y no voy a vivir en desorden ni en confusión.
¡Hay abundancia para todos! En cada situación debemos vivir con la autoridad que nos da  Su Palabra.

No Envidiar

Publicado por Estudios Biblicos | | Posted On lunes, 24 de octubre de 2011 at 10/24/2011 11:32:00 p. m.

No envidiar, apreciar

Si estás envidiando, entonces todavía no estás apto para recibir más bendiciones de Dios.

"Luego observé que a la mayoría de la gente le interesa alcanzar el éxito porque envidia a sus vecinos; pero eso tampoco tiene sentido, es como perseguir el viento". Ec. 4:4 (NTV)

La envidia es la distorsión de la apreciación o admiración. Generalmente la raíz de la envidia es baja estima, el envidioso cree que vale poco, se percibe a si mismo como inferior, no se gusta, no esta satisfecho con su vida o con su cuerpo o con sus logros, el sentirse un fracasado es también un motivo que genera envidia. Todos hemos experimentado alguna vez la envidia y puede que eso vuelva a suceder, pero si somos sanos completamente en nuestras emociones e identidad, podemos estar tranquilos que la envidia no tendrá cabida en nuestros corazones.

La envidia es aborrecer el bienestar, la prosperidad y los logros de los demás. Alegrarse cuando a otro le va mal o sufrir cuando a otro le va mejor, es la base de la envidia.

La envidia no es objetiva, es decir no se envidia necesariamente que otro gane más dinero que yo, o que tenga un auto más grande, la envidia va mucho más allá, el envidioso puede sufrir por cualquier persona que tenga o logre algo que antes no tenia.

Es decir la envidia en un punto es orgullosa y egoísta porque la persona pretende ser única, quiere gloriarse menospreciando a los demás. La envidia pretende destruir a los demás.

Generalmente cuando una persona critica a la otra en algo que hace o algo que tiene esta envidiando. Hay personas que tienen ciertos conflictos con algún vecino, familiar o amigo y siempre se enojan y lo están criticando o menospreciando, pero lo que en verdad les pasa es que en el fondo lo envidian, no soportan las cosas buenas que el envidiado vive. Cada vez que alguien tiene éxito el envidioso lo interpreta como su propio fracaso.

Aunque el envidioso sufre por dentro y se carcome logra algo de alivio temporal al hacer sentir mal a los demás, cree que "aunque sea" el otro se sienta mal y no disfrute lo que tiene. Satanás envidio a Dios y a su creación y también nos envidia a los hijos de Dios, así que cuando alguien envidia esta lleno de una raíz terrenal y diabólica. No existe la "envidia santa" si vemos que alguien logra algo bueno debemos admirarlo, alegrarnos y tomar su ejemplo, para que nosotros alcancemos todas nuestra metas. Si estás envidiando, entonces todavía no estás apto para recibir más bendiciones de Dios, si ves algo que te puede causar envidia alégrate y bendícelo, porque significa que si Dios se los dio a otro te lo puede dar a ti también.

(…) Y al codicioso lo consume la envidia. Job 5:2 (RV)

El codicioso sufre de envidia, quiero todo lo que tienen los demás "ama las cosas", "ama el dinero o la vanagloria sobre todo". El envidioso sufre por dentro, aunque quizás no lo demuestre se carcome los huesos. La envidia no solo trae sufrimiento psicológico y emocional también puede traer problemas de salud.

"El corazón tranquilo da vida al cuerpo, pero la envidia corroe los huesos.". Proverbios 14:30 (NVI)

LOS SINTOMAS DE LA ENVIDIA

1. Critica generalizada, criticar a casi todo el que me rodea, buscar defectos ajenos, señalar, Juzgar. Cuando alguien hace algo bien le buscamos la falla de alguna forma.

2. Cuando alguien con diplomacia nos dice: "no te quiero ofender, pero…" lo que quiere es hacerte sentir mal, porque te envidia.

3. Chusma, el envidioso es chusma porque quiere saber detalles de la vida de los demás para ver "hasta donde" el otro es mejor o peor que él. Siente que su vida es un fracaso, pero quiere controlar (chusmear) a ver si la vida de los demás es peor, y con eso se consuela en su desdicha. Cuando alguien viva hablando de los demás, en verdad lo que hace es escaparse de su realidad. Es un envidioso.

4. Comparar, cuando al momento de recibir una noticia, un comentario de algún logro de otro dice: "Ha pero Yo, a mi, porque Yo esto y lo otro…" se compara todo el tiempo, no escucha, sino que automáticamente se refleja o compara en algo con su propia vida.

5. Si no te podes reír cuando a otro le va bien, dalo por seguro que hay envidia.

6. Motivación incorrecta, cuando tu motor y motivación son solo copiar o llegar a hacer lo mismo que los demás. No hacer las cosas genuinamente, por vocación, por gusto, sino solo para competir es envidia.

¿Cómo ser libres de la envidia?

CONOCER MI POTENCIAL

Para que la envidia no te afecte debes estar tranquilo con tu propia capacidad, Dios repartió dones y talentos para todos, sean diferentes o no, pero cada uno puede resaltar en aquello para lo que nació, hay algo que te gusta hacer y eres bueno, en eso tienes que enfocarte. Recuerda esta frase: "Cada estrella tiene su propio brillo". Conocer el valor de tu capacidad que te fue dada por Dios es abrir los ojos a tu verdadera esencia de ganador, eres más que vencedor y todo lo puedes en Cristo que te fortalece.

ADMIRAR NO ENVIDIAR

Cada vez que veas a alguien ganar, llegar a la meta, ser bendecido recuerda que debes imitar su dedicación, su esfuerzo y festejar el favor de Dios en él. Nunca jamás pienses que el otro no merece algo, porque cada uno cosecha lo que sembró. Cuando veas el logro de otro alégrate porque es una señal de que podrás cumplir todas tus metas también. Nadie te va a quitar nada, nadie puede robarte el resultado de tu trabajo y tus sueños, son únicos, no te compares con nadie, compararse es necedad.

NO A LA OBSESIÓN SI A LA EXPANSIÓN

La envidia produce obsesión, hace que la persona este concentrada en los demás en todo lo que haga o no haga, pero esa energía la tienes que cambiar de lugar y concentrarla en tu expansión, en tu crecimiento y en tus metas y sueños. Enfócate en crecer tú mismo y no en obsesionarte en los demás. Canaliza la fuerza que tienes en cosas productivas, en pensar como puedes mejorar, en estudiar, perfeccionarte, en buscar a Dios, en ser cada día mejor.

Dios tiene mucho para darte, tu esencia no tiene límites de expansión y crecimiento, tu fin es estar bien, libre, bendecido y eso impartirlo y compartirlo con los demás.

Por último recuerda que debes siempre elogiar, apreciar y admirar a todas las personas por lo bueno que hacen o tienen, y no envidiarlas. Tu destino y tus bendiciones tienen tu nombre ¡No hay nada que envidiar! Adelante, ¡conquista tus metas sin dudar!